SPT: apuntes sobre una nueva Directiva Nacional

Por Karen De León Otaño

El pasado 19 de agosto de 2022, juramentó a su cargo una nueva Directiva Nacional del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores y Trabajadoras (SPT Local 1996 SEIU). Según establece nuestra propia Constitución, este es el organismo de dirección principal que tiene el sindicato y que está encargado de implementar y administrar el reglamento de la Unión. Ejecutamos planes de trabajo con la misión de hacer de esta sociedad una más justa solidaria y participativa.


La composición de este cuerpo directivo lo protagonizan trabajadores y trabajadoras de todos los talleres representados por la SPT. Veintiún integrantes con un norte claro. se comprometieron a trabajar duro por sus compañeros y compañeras. Al juramentar, cada representante de base asumió una gran responsabilidad para con la institución, pero sobre todo con la matrícula.


Como parte de esta nueva Directiva Nacional, hago una lectura sobre la juramentación que mira un poco más allá de la misma como un mero acto protocolar. Al contrario, pienso que la misma posee un gran valor histórico para nuestro sindicato y sobre ello reflexiono.


Mientras me preparaba para asistir al evento, pensé en la composición de esta nueva Directiva Nacional. Repasé en mi mente cada compañero y compañera que ahora la compone. De donde son, el puesto que ocupan en su taller de trabajo, su perfil personal y profesional. Confieso que sentí un gran orgullo cuando noté la diversidad que la nutre. Profesionales de todo tipo. Conserjes escolares, oficinistas, técnicos, asistentes de educación especial, trabajadores y trabajadoras municipales, entre otros. Para mí ese factor es sumamente importante, porque es la diversidad la que precisamente nos va a fortalecer como equipo de trabajo. Esa diversidad es la misma que vemos en cada taller que representamos y lograr eso no es un asunto casual ni que se deba pasar por alto.


Así deberían conformarse las juntas directivas de cada organización sindical en este país. Su composición debe ser un reflejo justo de las y los trabajadores que representan. Sin duda, la Directiva Nacional que juramentó recién cumple con esa descripción. Por ejemplo, contamos con un balance de género que no muchas organizaciones sindicales en Puerto Rico tienen y, valga añadir, que por experiencia no veo les interese. Es un fallo terrible, ciertamente, pero en esta Directiva Nacional lo atendimos para avanzar lo que nos corresponde. Lamentablemente, el machismo sigue imponiéndose con sus violencias en la mayoría de los puestos de dirección en los sindicatos del país. Hay mucho que trabajar para superarlo. No voy a decir que mi sindicato lo superó completamente, pero hemos dado pasos en esa dirección.


Los componentes de esta nueva Directiva Nacional salen de los talleres que representa nuestro sindicato y ese es otro detalle muy significativo. De esta manera, las estructuras directivas de nuestra organización tienen acceso directo a las necesidades de la membresía. Sabemos muy bien que un sindicato que cierra las vías de comunicación con su matrícula se convierte en uno ciego, sordo y mudo y, por tal, fallido. Trabajamos para que eso no ocurra y sigamos alcanzando victorias. Esta estructura pone la agenda de la clase trabajadora como motor indispensable para el país.


Más allá de la diversidad de perfiles que ostenta esta Directiva Nacional, también resalto que por primera vez se da el tan necesario y urgente relevo generacional en nuestra dirección. Esto no había ocurrido desde que nos afiliamos a la SEIU en el 1996. Sin duda, ya tocaba. Ahora vemos algunas caras nuevas junto a otras con un poco más de experiencia, lo que nos provee un balance para trabajar efectivamente y movernos en las direcciones que no requieren los tiempos y las circunstancias.

Caras jóvenes, me entusiasma mucho ese detalle más que importante. Es que cuando hablamos de relevos generacionales los sindicatos tienen mala fama. Quienes llevamos algunos años siendo parte del movimiento sindical en el país, en especial las mujeres, sabemos que es un reto enorme cambiar esa visión de liderato. Siento que en la SPT dimos un primer paso para ese cambio.


Auguro grandes victorias sindicales y políticas. Vendrán retos, claro que sí, pero igual siento que los superaremos. Seguiremos organizando y fortaleciendo nuestro sindicato. Fue el compromiso que hicimos frente a las y los trabajadores y no vamos a retroceder en nuestro empeño.

(Foto tomada de: http://sptpr.net/juramentacion-de-comite-ejecutivo-y-directiva-nacional-spt-2022-2025/)


Nuestro sindicato se compone de gente con un gran sentido de responsabilidad, fuerte y de valentía. Estoy más que convencida que esta nueva Directiva Nacional de la SPT es un reflejo de eso y continuaremos trabajando para mejorar las condiciones laborales de quienes representamos. A su vez, aportaremos al proyecto de una sociedad equitativa y una clase trabajadora empoderada que abone al pensamiento colectivo.


***

Karen De León Otaño es sindicalista y feminista. Vicepresidenta del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores y Trabajadoras (SEIU, Local 1996). Integrante de la Coalición 8M y del Junte de Mujeres Sindicalistas.