¡Por unos servicios de salud sensibles, humanos y de calidad para la población LGBTTQIA+!

Declaracion de Democracia Socialista



A escasas semanas de una exitosa y masiva parada de Orgullo Arcoiris, que fue aplaudida por millares de personas en su trayectoria, el Secretario de Salud de Puerto Rico, Carlos Mellado, eliminó una directriz que ordenaba educación sobre los temas de esta comunidad a medicxs y otrxs profesionales de la salud. Estos dos eventos demuestran la polarización creciente entre sectores que promueven una sociedad más abierta y democrática y sectores que promueven un retroceso en el área de los derechos democráticos.


La directriz, promulgada tan reciente como en el 2018, ordenaba dos horas de capacitación para todas las profesiones de la salud. El objetivo era “garantizar que profesionales de la salud tengan acceso al conocimiento y la promoción de las actitudes y conductas apropiadas para ofrecer servicios a la población LGBTTIQA+”.


La directriz respondía a una necesidad real de la comunidad LGBTTIQA+ en Puerto Rico. Un estudio de una institución universtaria local, publicado en el 2021, confirma, por ejemplo, el discrimen que sufren integrantes de la comunidad transgénero al solicitar servicios, entre ellos, los de salud. Este problema se hace más agudo cuando personas de ciertas creencias religiosas son quienes ofrecen los servicios de salud; el estudio descubre que, a mayor religiosidad (según definido por la investigación), mayor discriminación hacia la comunidad LGBTTIQA+. Múltiples estudios referenciados en dicha publicación así lo documentan.


El Secretario de Salud originalmente defendió la eliminación de la directriz al afirmar que fue un pedido de la propia comunidad médica. Hace unos días, se publicó en la prensa la demanda de varixs profesionales de la salud contra el gobierno por considerar la directriz como una ofensa a sus creencias religiosas (!!) y una violación de sus derechos constitucionales (!!!) al ser expuest@s a esta educación.


Sin embargo, ante las protestas de otros sectores de profesionales de la salud y de la comunidad LGBTTIQA+, el Secretario declaró que abriría un diálogo con la comunidad LGBTTIQA+ y restablecería dicha ordenanza.


Nuestra organización Democracia Socialista se solidariza con la comunidad LGBTTQIA+ en su reclamo al Secretario de Salud para que se reestablezca dicha educación, sumamente necesaria para obtener servicios de salud adecuados. Como socialistas, defendemos los derechos humanos y civiles de todas las personas, lo que incluye el derecho a unos servicios de salud públicos, accesibles, de calidad, con sensibilidad y adaptados a todas sus necesidades. Esperamos que el diálogo prometido por Mellado sea abierto y sincero, y que desemboque en resultados positivos con la reactivazión de las horas de capacitación sobre el ofrecimiento de servicios a la comunidad LGBTTIQA+. De no ser así, se tendrá que continuar con las denuncias, acciones y movilizaciones para hacer valer los derechos democráticos de todes.


###