Democracia Socialista denuncia campaña de persecución, acoso e intimidación del FBI

Se solidariza con el Comité de Solidaridad con Cuba y con la Brigada Juan Rius Rivera


El Comité de Solidaridad con Cuba (CSC) en Puerto Rico denunció en días recientes que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos inició una persecución contra integrantes del Comité y de la Brigada Juan Rius Rivera. Aunque ha sido común la persecución, el acoso y la intimidación del movimiento socialista e independentista en Puerto Rico, hace mucho que no veíamos una ofensiva como la desatada contra las compañeras y compañeros del CSC en estos días. El mes de julio pasado la Brigada viajó por primera vez luego de una pausa provocada por la pandemia COVID19. El CSC ha manifestado su apoyo al pueblo cubano, condenado el bloqueo de Estados Unidos y reafirmado los lazos de hermandad entre los pueblos de Cuba y Puerto Rico. Por más de tres décadas ha desafiado el bloqueo contra Cuba con expresiones concretas de solidaridad como la Brigada desde una perspectiva antiimperialista.


Cuba es un país asediado y el bloqueo es -para todos los efectos prácticos- una medida de guerra que se le ha impuesto a la economía cubana. La soberanía del pueblo cubano y la defensa de su revolución tienen un enemigo poderoso que insiste en derrocarlos bajo cualquier recurso posible. Luego de una exitosa revolución que desembocó en un gobierno y una economía socialistas, Cuba no ha dejado de enfrentar los ataques de los grandes intereses capitalistas y, en particular las embestidas más despiadas directamente de los Estados Unidos. ¿Por qué? Porque el pueblo cubano tuvo la osadía de ejercer su derecho a la autodeterminación, de ejercer su soberanía y proponer un proyecto de sociedad alternativa a la sociedad capitalista. Una ofensa imperdonable para los grandes intereses capitalistas y para el imperialismo estadounidense. El bloqueo económico de ese país contra Cuba es el ataque más severo que se le ha dado al proyecto socialista, lo que ha impedido que se desarrolle a plenitud una economía planificada. Un ejemplo mucho más peligroso para esos grandes intereses. El bloqueo -como medida de guerra- tiene consecuencias directas sobre las condiciones materiales de amplios sectores en Cuba. Un ejemplo reciente puede palparse al comparar el deterioro acelerado producto del recrudecimiento del embargo por la administración Trump ante la relativa mejoría que experimentó el pueblo cubano con las modestas medidas aprobadas por la administración Obama.


Por eso, la solidaridad internacional es una pieza clave ante la difícil situación en la que se encuentra el país hermano. Esa es la tarea que ha asumido exitósamente el Comité de Solidaridad con Cuba. Denunciamos la campaña de persecución, acoso e intimidación del FBI contra las compañeras y compañeros del CSC y de la Brigada. Expresamos toda nuestra solidaridad y compromiso con su defensa. Sabemos que la campaña de persecución, acoso e intimidación contra las compañeras y los compañeros les dará mayor fuerza para continuar militantes en las luchas antiimperialistas e internacionalistas, y para seguir expresando de formas concretas la solidaridad con Cuba, con su pueblo y con su Revolución. ¡Alto a la represión!